viernes, 19 de diciembre de 2014

A+A: Dos genios unidos por la música


Del 18 de diciembre hasta el 4 de enero los madrileños y residentes en Madrid tienen una cita imprescindible en los Teatros del Canal: el espectáculo de A+A, Ángel Corella y Ara Maliquian, dos genios unidos por la música y la danza y para deleite del público


Ara Malikian y Ángel Corella en los Teatros del Canal (Foto: Josep Guindo)

Lola Ramírez
Si yo fuera una estrella de la danza no sé si tendría la humildad necesaria como para compartir escenario con un genio de la música como el violinista armenio Ara Malikian. Pero Ángel Corella, además de su indiscutible virtuosismo como bailarín, posee el don de la humildad, igual que la gran mayoría de los seres excepcionales.

A+A Ara Malikian y Ángel Corella es el espectáculo que acaban de estrenar músico y bailarín en los Teatros del Canal. El próximo 4 de enero, último día de la representación, Corella colgará sus zapatillas y viajará a Filadelfia para incorporarse al Pennsilvania Ballet como director artístico. Recién cumplidos los 39 años el pasado mes de noviembre y después de una exitosa carrera profesional de más de veinte años, el bailarín madrileño dejará los escenarios cuando todavía consigue poner al público en pie. Humilde sí, pero inteligente también. Quiere que le recuerden como un triunfador, como lo que ha sido durante todos estos años, aún y a pesar de que su gran deseo de materializar una compañía estable de ballet clásico no ha podido durar más de unos pocos años; demasiado pocos para muchos amantes del ballet.  España es así. Tenemos grandes talentos, pero no les hacemos hueco en casa, queremos que el mundo entero disfrute de ellos. Generosos que somos.

A+A también es un espectáculo lleno de generosidad: la de los solistas del Barcelona Ballet que han sabido arropar a su director en la que pretende ser una especie de despedida alegre, llena de ritmo y de genialidad. Natalia Tapia, Carmen Corella, Kazuco Omori, Russel Ducker y Dayron Vera, además del propio Corella, dedicaron la primera parte del programa al gran Tchaikovsky, con Blithe Wick, la belleza plástica del movimiento clásico en perfecta armonía con la música intemporal. Y eso fue lo que nos ofrecieron hoy los bailarines de Corella, Malikian y la Orquesta en el Tejado, una demostración viva y fiel de que música y danza, pese a quien pese, son intemporales, mueven a las masas y al mismo tiempo pertenecen a la cultura universal.

El espectáculo estará en taquilla hasta el próximo 4 de enero y ya no hay localidades. En un país cuyos políticos tratan a la danza como a "la María" de las artes, a pesar de la crisis ya no hay entradas para ver a dos virtuosos, perdón a dos no, a una docena que es, si no me falla la memoria, el número de artistas que hay sobre el escenario, entre músicos y bailarines.

A+A es una delicia de espectáculo. Yo, si no tuviera entrada iría cada día a la hora de la función y jugaría el papel de esas personas que inevitablemente en cada espectáculo se te suelen acercar para decirte: ¿No le sobrará una entrada? Por un espectáculo así merece la pena perder la vergüenza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada