miércoles, 30 de noviembre de 2011

Mikrokosmos, Rosas / Anne Teresa de Keersmaeker


Loïc le Duc  - Traduccion : Carolina Masjuan
Mikrokosmos


"Danse en automne", Maison de la musique, Nanterre (Hauts de Seine, France) 

La Maison de la musique, de Nanterre (Hauts de Seine), rinde tributo a la danza e invita a Rosas, la compañía de Anne Teresa de Keersmaeker para presentar "Mikrokosmos", una danza frontal. Milimetrada y virtuosa. 

A inicio de los 80, una mujer joven, Anne Teresa de Keersmaeker entró en escena. Asch era el título de ese preludio coreográfico… Luego Achterland…, mis años de danza son los mismos años de "de Keersmaeker".  La estudiante de MUDRA, en Bruselas, después de la Tisch School of the Arts, en New York, no ha cesado de descifrar nuevos territorios de danza con su compañía, Rosas, creada en 1983.
Su confrontación incesante, a lo largo de todo su recorrido artístico, con las partituras de Bach, Beethoven, Ligeti, Mozart y/o Bartok ha demostrado que en este diálogo, a veces desconcertante, Rosas, fortifica su danza, la emancipa, y acompaña su propia escritura. Es decir, al contrario que muchos coreógrafos contemporáneos, Anne Teresa de Keersmaeker toma valientemente la tangente en relación a la teoría establecida por Merce Cunningham y John Cage, según los cuales el encuentro fortuito, en el único día del estreno, de los materiales coreográficos y musicales, concebidos independientemente y en la ignorancia unos de otros, podía resolver los efectos nefastos de subordinación de un arte sobre el otro. 

Buscando puntos de apoyo, de contrapunto, de fuga o de síncope que sugiera la composición musical, Anne Teresa de Keersmaeker impone una danza de estilo acerado, vivaz, a la vez impetuosa y rigurosa. Una danza escupiendo una energía cruda, sin temor a enfrentarse al agotamiento pero incluyendo también soplos de indolencia, una intimidad que se desliza del sosiego a la violencia, un sutil juego entre la cadencia y la disonancia, una emoción púdica y vehemente, una belleza que se da a la vez en su fuerza y en su fragilidad.   
Con Mikrokosmos a la que se concedió, en 1989, el Dance Award como mejor producción extranjera, la coreógrafa emprende hacer eco a Béla Bartok, con, en primer lugar, un dúo - una ocasión para ella de introducir por primera vez una figura masculina - bailada sobre los dos pianos de las Siete composiciones breves. Seguido de un paso a cuatro, con el cometido de corresponder con el cuarteto de cuerdas n°4.

Mikrokosmos
Rosas se pregunta : ¿qué movimientos para qué música? Sin ilustrar nada y sin embargo atenta a la escritura de Bartok la cual traduce en torneo amoroso, lleno de fluidez y giros, y en escapadas repentinas y retenciones, Mikrokosmos elabora una danza frontal, milimetrada y virtuosa. Con envolvimientos de cabeza, del torso y de los brazos para la pareja, que retoman las volutas musicales y, para la cuadrilla, un ritmo dinámico oscilando entre indolencia, piruetas y bromas. Son cuatro lolitas, con botines de cuero que despliegan una danza al unísono, en un flujo vigoroso, en el que los cuerpos son pequeñas mecánicas traviesas, brazos sueltos y pies martilleando. Esta energía está pimentada de insolencia y seducción, de enfurruñamiento, de gracia, de cabezonería y de melancolía. Todo acentuado por un gesto de la mano para arreglarse el pelo. El reestreno de esta pieza demuestra que no ha perdido nada de su pertinencia, y la película de Wolfgang Kolb es un buen testimonio de este objeto extraño y esencial. 


Representación del 25 de noviembre de 2011

Coreografías : Anne Teresa De Keersmaeker

Mikrokosmos, Seven Pieces for Two Piano’s
Bailarines: Elizaveta Penkóva, Jakub Truszkowski
Música: Béla Bartók, interpretada en directo por Jean-Luc Fafchamps & Jean-Luc Plouvier 

Monument / Selbstporträt mit Reich und Riley (und Chopin ist auch dabei) / im zart fliessender Bewegung
Musique : György Ligeti, interpretado en directo por Jean-Luc Fafchamps & Jean-Luc Plouvier 

Quatuor N° 4
Bailarines: Tale Dolven, Elizaveta Penkóva, Taka Shamoto, Sue-Yeon YounMusique : Béla Bartók, interpretado en directo por The Duke Quartet : Louisa Fuller (violon), Garth Knox (alto), Rick Koster (violon), Sophie Harris (cello). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada