viernes, 2 de octubre de 2015

Viengsay Valdés, una Kitri in-superable

El pasado miércoles se estrenó en Madrid  Don Quijote del Ballet Nacional de Cuba. En sus principales papeles tuvimos el placer de disfrutar de la impecable técnica de Viengsay Valdés y Víctor Estévez. En el patio de butacas, una espectadora de lujo: Alicia Alonso, directora artística de la prestigiosa compañía de danza.
Viengsay Valdés en el rol de Kitri (Foto: Jacques Moati)

Lola Ramírez
Menuda, fuerte, expresiva y con un equilibrio en punta realmente insuperable. Viengsay Valdés bailarina principal del Ballet Nacional de Cuba fue la encargada de dar ayer vida a la inolvidable Kitri del Don Quijote de Minkus. Lástima que no pudiésemos disfrutar del virtuosismo de la bailarina cubana con música en directo.

Valorada por prestigiosos periódicos entre las cuatro mejores bailarinas contemporáneas, Viengsay enamora al espectador desde el primer momento; no sólo por su impecable técnica sino también por su gran capacidad dramática, por sus balances en punta y por su arrolladora interpretación.

Primera bailarina del BNC desde 2001, Viengsay comenzó desde muy niña a formarse como bailarina y aunque tuvo que luchar contra el asma que padecía para poder continuar bailando, nada ni la crisis económica que padecía Cuba pudo acabar con su vocación de bailarina

Casada desde hace dos años con el ovetense Carlos Herrero, Viengsay es, a pesar de su juventud, protagonista de la biografía  De acero y nube, que se presentó en Cuba el pasado año, y en la que el escritor Carlos Tablada relata la trayectoria de la primera figura del Ballet Nacional de Cuba, desde la edad escolar, hasta alguna de sus más recientes giras y presentaciones en el país y en el extranjero.

Don Quijote estará en la cartelera de los Teatros del Canal hasta el próximo 4 de Octubre

Alicia Alonso saludando al público con sus bailarines (Foto: L.R.)

Don Quijote
Coreografía: Alicia Alonso (dirección artístico-coreográfica)
Marta García y María Elena Llorente
Sobre la original de Marius Petipa y la versión de
Alexander Gorski
Música: Ludwig Minkus
Libreto y diseños: Salvador Fernández
Duración: 1 hora y 45 minutos (incluidos dos descansos)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada