viernes, 1 de julio de 2016

Los Vivancos - Nacidos para Bailar

Elías, Judah, Josua, Cristo, Israel, Aarón y Josué Vivancos.
Foto: Roberto González

La Compañía Los Vivancos presenta hasta el día 5 de Julio en la Ciudad Condal, (Teatro Tívoli) su nueva y esperada producción Nacidos para Bailar.

Cristina Ribé

Esta formación artística se inició en el entorno familiar. Hermanos del mismo padre, tuvieron la suerte de vivir el arte desde niños y siempre apoyados por personas que les amaban de verdad. Su padre, gran bailarín y músico consumado, les inició e inculcó el amor por la danza y fue su maestro.

Josua Vivancos. Foto: Roberto González
Durante su infancia viajaron mucho, lo que les dio una perspectiva amplia y ambiciosa del arte y el espectáculo. Para ellos lo que hacen es más que un trabajo, es una forma de vida que se refleja en todas y cada una de sus creaciones.

Metálica, Deep Purple, Leonard Cohen… los éxitos atemporales de las grandes leyendas de la música se reúnen en Nacidos para Bailar un impresionante espectáculo creado íntegramente por los siete hermanos.

Se trata de una producción en la que danza, artes marciales, humor y virtuosismo musical dan forma a una obra de gran originalidad. En ella confluyen el rock y el flamenco, clásicos como Beethoven o Tchaikovski con conocidas bandas sonoras del cine mundial, la música y la danza con acrobacias en un escenario móvil que ellos mismos transforman a voluntad.

Si por algo son conocidos es por sus increíbles “zapateaos”, disciplina que predomina en el espectáculo y que dominan a la perfección. En muchas ocasiones deriva en “claqué” y ello da pie a que su estilo flamenco se convierta en muy propio y original.

Cuatro de los hermanos Vivancos en su faceta más musical.
Foto: Roberto González
Espectacularidad y gran despliegue de medios, una producción costosa cuyo resultado es muy llamativo. Quizás en algunos momentos puntuales es algo repetitivo, en especial el apartado de robótica que, todo y su originalidad, resulta excesivamente largo. Pero son momentos puntuales que de ningún modo empañan el éxito final.

Muy acertada la escenografía creada por Eduardo García Flama, estructuras metálicas que se transforman para cada una de las escenas, incluso demuestran que los bailarines pueden bailar “zapateao” colgados cabeza abajo.

Una vez más, esta compañía innovadora, ha revolucionado el mundo del espectáculo presentando al público un espectáculo incomparable , impactante rozando en algunos momentos lo insólito.

Josua Vivancos. Foto: Roberto González



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada