martes, 7 de mayo de 2013

El Institut del Teatre de Barcelona cumple su primer siglo de vida y la joven compañía de Danza, IT Dansa, celebra su 15avo aniversario.

Foto del actual equipo directivo (de arriba abajo y de izquierda a derecha):
Keith Morino, Isabel González, Jesús Lahoz, María José Fajardo y Anna Valls. Catherine Allard, Agustí Humet , Magda Puyo, Avelina Argüelles, Jordi Planas, Carles Salas y Francesca Alaminos. Mercè Saumell, Ramon Jovells, Jordi Font, Antonio-Simón Rodríguez y Maria Pujol.

En 1913 se creaba la Escola Catalana d’Art Dramàtic, semilla del actual Institut del Teatre. Nacía así una aventura de modernización artística, cultural e institucional que ha tenido un siglo de continuidad histórica, gracias al apoyo de las autoridades políticas, de la Diputación de Barcelona de entonces y al impulso de Adrià Gual, autor dramático, poeta, artista plástico, escenógrafo, actor, pedagogo y director de escena.

A lo largo de este siglo el Institut del Teatre ha vivido situaciones muy diversas, siempre relacionadas con las dificultades de nuestra historia. De una forma u otra, el Institut siempre ha estado presente en la vida escénica catalana, formando actores, bailarines y escenógrafos, y más adelante directores y dramaturgos, o bien acumulando un patrimonio documental y museístico, y una biblioteca de las artes escénicas, que hoy es la más importante del sur de Europa: unos cuatro mil títulos y cerca de un millón de documentos.

A partir de 1970, y bajo la dirección de Hermann Bonnín, después continuada por Josep Montanyès y más adelante por Jordi Coca, Pau Monterde y Jordi Font, el Institut se ha convertido definitivamente en uno de los ejes vertebradores de la vida teatral catalana que, además, imparte formación hasta el ciclo de doctorado. La escuela de interpretación, la escuela de danza integrada con el ciclo de secundaria, el conservatorio superior de coreografía y pedagogía, la formación de directores de escena, dramaturgos y técnicos, titulaciones de posgrado, máster y doctorado, fondos museísticos, publicaciones, actividades culturales, la joven compañía de danza ITDansa, el Festival de Artes Visuales…El Institut del Teatre nunca fue concebido únicamente como una o unas escuelas, sino como uno de los ejes institucionales del país en materia de artes dramáticas.

Para saber más consultar este enlace.

Pero además de este aniversario, también la Jove Companyia de Dansa del Institut, IT Dansa, está de celebración. Son ya 15 los años que estos jóvenes bailarines talentosos están en escena, aprovechando los cursos de postgrado que les acercan a la vida del bailarín profesional. Mediante una beca, acceden a la compañía pasando audiciones, siendo el tiempo máximo de permanencia de dos años.

Cartel de la Gala de IT Dansa

Catherine Allard, bailarina formada con Béjart, Kylian y musa de Duato, con quien bailó en el Netherlands Dance Theater y al que siguió a Madrid para incorporarse al elenco de la Compañía Nacional de Danza, es la cabeza visible de un equipo que ha logrado con creces los objetivos del proyecto: familiarizar a los bailarines con el escenario para facilitarles el acceso a compañías profesionales, continuar formándoles poniendo a su alcance los trabajos de los mejores coreógrafos contemporáneos y creando además un público fiel que les ha venido siguiendo año tras año.

Aunando las fiestas del centenario con los 15 años de IT Dansa, el Mercat de les Flors ha presentado estos días tres programas distintos por parte de bailarines actuales y ex bailarines de la IT. Empezaron con la formación actual, con varias representaciones de Kamuyot, de Ohad Naharin, estrenada en el Grec del pasado año y de la que ya hablamos aquí  


Nora y Cristina con Marc Borras. Foto A Salame

Seguimos con el punto álgido de la celebración: una gala de ex IT's celebrada el domingo 28 de Abril coincidiendo, casi, con el día internacional de la danza (29 de Abril). Una performance en el vestíbulo del Mercat nos remitía a los distintos ballets del repertorio de la IT. Los bailarines Annamari Keskinen y Loïc Perela, se iban vistiendo con vestuario de las piezas y quienes les hemos seguido a lo largo de todos estos años, reconocíamos los ballets de Duato, Fabre, Celjis, Kylian,, mientras se proyectaban imágenes de distintos momentos de la andadura de la compañía. Bonachela dirigiendo ensayos…, actuaciones, clases, Catherine, Guillermina, Rodolfo, Matilde..... Gran equipo, gran trabajo. 

La Gala nos permitió re-encontrar a esos jóvenes bailarines y también coreógrafos, venidos desde lejanos rincones donde actualmente desarrollan su vida profesional. Líbano, Alemania, Israel, Inglaterra, Madrid.... integrando compañías de danza del prestigio de la Rambert de Londres, la Batsheva de Tel Aviv o la Compañía Nacional de Danza (CND), entre otras. 

Al acceder al recinto nos enteramos que Elisabet Biosca (ex IT Dansa) y Javier Monzón, ambos de la CND, no van a bailar a causa de una lesión, suponemos que de él ya que a ella la vemos entre el público. Lástima, Elisabet ha cosechado muy buenas críticas como Sra. Capuleto/Ama en el ballet Romeo y Julieta de Goyo Montero, que la Compañía con sede en Madrid, presentará en Sant Cugat el fin de semana de los 18 y 19 de Mayo. 


Nacked Thoughts de Rafael Bonachela.
Foto: Josep Aznar

De todos modos, la gala cuenta con suficiente atractivo y desde las veteranas Nora Sitges-Sardá y Cristina Gallofré, primera generación de la IT, pasando por todos los intérpretes, el público vive con entusiasmo y emoción esa entrega y esa generosidad por parte de todos que es agradecida por Catherine al finalizar la función. Foto de familia en el escenario y coloquio posterior al que no podemos quedarnos por haber venido acompañados de muy jóvenes espectadores con colegio al día siguiente. 

Tras la Gala quedan aún las funciones de la IT actual, con un programa de los más atractivos que nos puedan ofrecer. Cor perdut. Coreografía de Nacho Duato y música de María del Mar BonetNaked thoughts. Coreografía de Rafael Bonachela y música de Ramón Balagué. In memoriam. Coreografía de Sidi Larbi Cherkaoui y  Whim. Coreografía de Alex Ekman y música de Vivaldi, Maurice Ravel y Nina Simone.

Cor Perdut de Nacho Duato.
Foto: Josep Aznar

Nos reunimos con emoción, quienes ya les conocemos, y con interés el grupo de amantes de la danza que recientemente han venido a vivir a Barcelona y con los que disfrutamos de cuantas veladas nos ofrece la programación de la ciudad. No podíamos dejar de introducirles el trabajo de la jove companyia, así que el domingo, nos reunimos una docena de espectadores para asistir al cierre de las funciones de celebración de sus quince años. 

Carolina Masjuan

Cor Perdut. Magnífico paso a dos creado por Nacho Duato con música de Mª del Mar Bonet y ofrecido como regalo de cumpleaños a la cantante mallorquina por Nacho y Catherine. Los bailarines de la IT dominan el lenguaje duatiano, esa elegancia telúrica de amplio movimiento, ese torso y esos brazos que abarcan y abrazan. Nacho fue quien ensayó sus ballets con la primera generación, pero Catherine es la mejor maestra que pudieran soñar, fue su musa, quien todo lo bailó una y otra vez con él. 


In Memoriam de Sidi Larbi Cherkaoui.
Foto: Josep Aznar

Nacked Thoughts, de Rafael Bonachela, pieza a la que una servidora profesa un especial cariño por haber tenido el privilegio de asistir a algunos momentos de su creación, en la sala de ensayos del Institut, con Rafael, el aclamado coreógrafo catalán que actualmente dirige la prestigiosa compañía de danza contemporánea de Sydney. Elegante y moderna, a la vez que exigente, rápida, poderosa y atractiva. Muy física, con portés en los que chicos y chicas deben hacer gala de la misma fuerza. Los bailarines están soberbios en su ejecución, pieza a la que podríamos definir como sumamente "cool" totalmente en sintonía con su creador. 

In Memoriam de Sidi Larby Cherkaoui, estrenada en el Grec 2011. Una bailarina, dos partenaires, el primero para un paso a dos violento, en el que ella es la víctima aunque al final escape y venza. En el segundo descubre la ternura. Una pieza que no deja indiferente, que te llega a lo más hondo, que te atrapa, te sacude, te estremece y no te deja. Difícil, pero así es la vida y estos jóvenes bailarines saben transmitir toda la fuerza y la emoción ideadas por el coreógrafo. Gran momento.

Whim de Alex Ekman.
Foto: Josep Aznar.

WHIM d’Alex Ekman, si esto es danza teatro, por favor, que me den dos tazas ¿o es más bien teatro musical? Da igual, repetiremos con el mismo gusto. Pieza en la que casi todo el elenco ¿o todo? está en escena. Es imaginativa, alegre, triste, pero en todo caso convincente y seductora. Con las sillas como partenaires indiscutibles, suponen otro registro distinto para la IT, que demuestran dominar perfectamente.

Gracias IT Dansa, una de las mejores apuestas del panorama artístico catalán, ésta parece que por suerte gozando de buena salud, en un entorno lamentablemente cada vez más hostil para el arte y la cultura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada