miércoles, 21 de diciembre de 2016

“A Night of Royal Elegance” en Terrassa

Lauren Cuthbertson y Reece Clarke en La Bella Durmiente.
Foto: Josep Guindo

El Centre Cultural de Terrassa, clausuró su treinta y tres temporada de danza con una Gala de alto voltaje. Estrellas del Royal Ballet mostraron en un programa titulado “A Night of Royal Elegance”, fragmentos de coreografías cubriendo el amplio registro de coreógrafos cuyos trabajos son un referente para la compañía, desde Sir Keneth McMillan o Frederick Ashton, pasando por Liam Scarlett, Wayne McGregor, Christopher Weelhdon y Will Tucket, hasta llegar a Carlos Acosta.

Carolina Masjuan

A Night of Royal Elegance es un programa típico de Gala formado por Pasos a dos y Solos más o menos virtuosos, pero en este caso, mostrando un repertorio muy representativo de los bailarines que conforman el elenco y que proceden todos de una misma compañía, para mostrarnos ese estilo, el suyo, el elegante estilo del Royal Ballet de Londres. 

Laura Morera y Ricardo Cervera en Asphodel Meadows
Foto: Josep Guindo
En esta gala se muestran fragmentos de ballets de repertorio, como La Bella Durmiente, La Bayadère o Coppélia que evidentemente están dentro del repertorio de la gran compañía inglesa, pero, sobre todo, coreografías de autores que le han dado ese sello distintivo por el que se la identifica.

El nivel de los bailarines participantes, junto a ese tan bien elegido programa, nos permitió disfrutar de una gran noche que el público que llenaba el aforo del teatro, con localidades agotadas desde hacía semanas, celebró con constantes aplausos en los momentos álgidos de las interpretaciones y con euforia desatada al final.

Lauren Cuthbertson, Bailarina Principal y Reece Clarke, Primer Solista, abrieron la Gala con el paso a dos del segundo acto de la Bella Durmiente. Estilo y elegancia en el gran ballet romántico. Ella es conocida del público catalán por sus participaciones en las Galas de Ibstage, su perfecto dominio de la técnica, su delicadeza y capacidad de conectar, deleitaron a todos junto a su magnífico partenaire el bailarín Reece Clarke.

Ambos nos mostraron en el segundo acto, el paso a dos de After the Rain de Christopher Wheeldon que suele incluirse mucho en Galas pero que siempre es bienvenido si es ejecutado de forma tan sincronizada y exquisita como la del sábado por la noche.

After the Rain. Lauren Cuthbertson y Reece Clarke
Foto: Josep Guindo

Liam Scarlett, el joven coreógrafo que tan reclamado es por distintas compañías, estuvo presente de la mano de Laura Morera, Bailarina Principal y Alexander Campbell, también bailarín Principal ¡Qué delicia de paso a dos se marcaron ambos bailarines en Asphodel Meadows! Liam tiene un estilo neoclásico muy orgánico, los bailarines utilizan sus brazos y su torso de forma muy fluida, elegantes y estilizados Laura y Alexander, nos sedujeron rápidamente.

Siguió el solo de Nikiya de La Bayadera. Espectacular Roberta Marquez, bailarina poco conocida en nuestro país, demostró porque es Principal del Royal. El público supo reconocer la altísima calidad de su ejecución, con una solidez de puntas apabullante y unos equilibrios que dejaban sin aliento. Gran, gran, interpretación.

Roberta Marquez como Nikiya en La Badera.
Foto: Josep Guindo
Para su segunda intervención, Roberta también escogió un fragmento de un ballet de repertorio, el paso a dos de Coppélia para el que contó como partenaire a Alexandre Campbell. Magníficos ambos en su exhibición de técnica y estilo. Roberta superándose en cada uno de sus equilibrios y el público asombrado quedándose casi sin capacidad de reacción. Numerosos aplausos para ambos durante su ejecución, juntos o en las codas.

Deliciosos Yasmine Naghdi, Primera Solista y Matthew Ball, Solista, en el famosísimo para a dos de Romeo y Julieta de Keneth McMillan. Conocen y evidentemente dominan el estilo del coreógrafo siendo la suya una gran intervención que siguió cosechando aplausos.

Ricardo Cervera, Primer Solista, Asistente Coreográfico y Ballet Master, es el otro español junto a Laura Morera, que vino a Terrassa. Ricardo nos ofreció un solo de Electric Counterpoint también de Wheeldon y ambos, Laura y Ricardo, nos deleitaron en el segundo acto con el delicioso, rápido y elocuente paso a dos a ritmo del célebre Bolero “Quizás, quizás, quizás” de Nat King Cole y Shigeru Umebayashi (In the Mood for Love) y coreografía de Will Tuckett. Una Laura coqueta, pizpireta y seductora con un no menos entregado Ricardo, hicieron las delicias del respetable en este baile con marcado sabor hispano.

Laura Morera y Steve McRae en Raphsody.
Foto: Josep Guindo
Y llegó Rhapsody de Frederick Ashton, música de Serguéi Rajmáninov. Frederick Ashton, coreógrafo fundador del Royal Ballet, marcó el estilo inglés. Rhapsody, pieza de 1980, es una de las obras finales de Ashton y fue creada para Mikhail Baryshnikov. Es una celebración del virtuosismo masculino y nadie mejor que Steve McRae, Bailarín Principal, para presentárnosla. 

McRae toma posesión absoluta del escenario para dejar al público boquiabierto y sin respiración desde el momento en que sale a escena y empieza su demostración técnica al servicio de una coreografía endiablada, giros rapidísimos, elevaciones espectaculares, sus prodigiosos chaînés y un constante desafío a la ley de la gravedad. Laura Morera es su elegante pareja en estas lides que a pesar de su bonita prestación, queda eclipsada por tamaño virtuosismo.

Completaron el segundo acto, el paso a dos de la Carmen recientemente creada para el Royal Ballet por el que ha sido una de sus últimas figuras indiscutibles, el carismático y excelente bailarín cubano, Carlos Acosta. Carmen seductora y apasionada, como no puede ser de otra forma, encarnada por una Laura Morera con poderío y secundada por un estilizado y flamante José en la figura del magnífico bailarín que es Matthew Ball.

Infra con Yasmine Naghdi y Matthew Ball.
Foto: Josep Guindo

Infra del coreógrafo residente de la casa Wayne McGregor, con música de Max Richter y bailada por Naghdi y Ball, nos demostró lo ecléctico de estos bailarines, capaces de abordar registros tan distintos, tal y como exigen los tiempos actuales y como tiene que ser en toda compañía de ballet hoy en día.

Y como colofón las Czardas de Steven McRae. Conocidas por muchos de los asistentes ya que también las bailó en la Gala de este 2016 en IBStage, McRae acabó de entusiasmar al respetable con sus rapidísimos movimientos, su dominio de esta técnica y su gracia y carisma indiscutibles. 

Czardas con Steve McRae. Foto: Josep Guindo
Fan del claqué desde que Christopher Wheeldon le dio un papel en su aclamado ballet “Alicia en el País de las Maravillas” en el que debía bailar usando esta técnica, McRae hace suyas las Czardas dándoles una dimensión totalmente nueva que es muy celebrada y apreciada. Un gran final.

El Royal Ballet es la primera compañía de ballet del Reino Unido y una de las grandes compañías de ballet del mundo. Fundado en 1931, cuenta con aproximadamente 100 bailarines y reside en la Royal Opera House en el Covent Garden de Londres.

Justin Meissner Director de Dance Tours Productions y responsable de la Gala, dejó el mensaje siguiente para Terrassa:

Queremos dar las gracias al Centro Cultural Terrassa por haber trabajado duro para alcanzar el éxito de esta actuación. Sin la dedicación y el compromiso de estas instituciones, los intercambios culturales y las exhibiciones de primer nivel como la que veremos en Terrassa, no serían posible.

Efectivamente, hay que dar las gracias al Centre Cultural de Terrassa por apoyar la danza contra viento y marea. En un país donde es, más que en cualquier otro, la hermanita pobre de las artes, Terrassa, lucha por, y consigue, ofrecernos danza de calidad en una temporada que cubre los más diversos estilos con una propuesta mensual.

Laura Morera y Matthew Ball en Carmen. Foto: Josep Guindo

El calendario con el que se obsequiaba a los asistentes permite ilusionarnos para el 2017 ya que las compañías y bailarines que están programados son de primer nivel, Ivan Vassiliev, Maria Alexandrova, Blanca Li, Víctor Ullate y su Ballet de la Comunidad de Madrid, Introdans, Gala de Estrellas de la Ópera de París, con la mismísima Aurélie Dupont… son algunas de las propuestas que no pensamos perdernos en 2017.



El magnífico elenco de bailarines tras la función.
Foto: Josep Guindo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada