martes, 4 de diciembre de 2018

Exploradores de la Danza en Terrassa


Jóvenes asistentes a una jornada de los Exploradors de la Dansa
escuchan atentos la introducción al Cascanueces.

El Centro Cultural de Terrassa ha impulsado un nuevo programa educativo bautizado como Exploradores de la Danza, orientado al alumnado de primaria. El objetivo es poner en contacto a los visitantes con todos los aspectos que intervienen en una producción de danza, desde los ensayos hasta el espectáculo final. El programa aprovecha la experiencia adquirida durante trece años con la actividad pedagógica Exploradores del Arte. 

Redacción

El taller se estrena con la producción de El Cascanueces representada por el Ballet de Cataluña, compañía residente en el Centro Cultural. Los alumnos conocen la historia, el vestuario, los aspectos técnicos como la iluminación y la escenografía, asisten a un ensayo y participan en una coreografía. El taller finalizará con una función escolar de El Cascanueces para todas las escuelas participantes. En esta primera edición de la actividad participan 1.400 alumnos. 

Mucha curiosidad por conocer otros
aspectos de la producción.
Algo habitual en cualquier ciudad europea se convierte en algo insólito, no sólo en Cataluña si no en toda España. Claro que el Centre Cultural de Terrassa es el único teatro sede de una compañía de ballet. Esta iniciativa demuestra cuan provechoso es para cualquier ciudad tener un teatro vivo, comprometido con el arte en todas su expresiones, sus artistas y su público, ofreciendo además una actividad que fomenta la curiosidad de los más pequeños, el público del futuro y quien sabe si también vocaciones que de otro modo podrían perderse. 

La exposición sobre los 35 años de danza del Centre Cultural, con las magníficas fotografías de tantos artistas y compañías que Terrassa ha traído a su teatro, son el marco ideal para introducir a los jóvenes visitantes en el mundo del ballet. Ornamentado el espacio además por algunos de los vestidos del Cascanueces, los miembros de la organización que se ocupa de hacer de enlace entre las escuelas y el Centre Cultural y el Ballet de Catalunya, introducen a los niños en la historia del Cascanueces. 

Se van familiarizando con Clara, con Droselmeyer, con el Cascanueces y con el Rey de los ratones. Una vez conocida la historia y ser conscientes de que es a través de la danza como los artistas la explican, se pasa a la sala de ensayos del Ballet de Catalunya. Allí pueden apreciar el esfuerzo que requiere ser un bailarín profesional, la dificultad que entraña poder entrar a formar parte de esta compañía, la exigencia que comporta mantener el nivel e ir creciendo técnica y artísticamente. 

Asistencia a una clase de ballet.
Acabada la clase, se pasa al teatro, allí toman contacto con los diversos aspectos del espectáculo, la música, la ambientación, la danza y la pantomima. Ya conocidos los personajes, deben adivinar qué les sugieren diversos momentos en base a la música y la escenografía : el amor, la fiesta o la lucha. No se equivoca esta jovencísima audiencia, ya totalmente cautivada por el mundo del cuento navideño por excelencia y cuando en la parte final cuatro bailarines del Ballet de Catalunya, Alexa, Lucien, Leo y Rio aparecen en escena, los niños siguen atentamente su evolución, maravillados por los potentes saltos, rapidísimos giros y la gracia y elegancia de Clara que tras vencer al Rey de los ratones, valiente y decidida, acepta traspasar el espejo para pasar de su etapa de niña a la de joven. 

Participan entusiasmados en la pantomima que les enseñan los bailarines y al final con sus preguntas, demuestran hasta qué punto se han sentido partícipes de la actividad ¿cómo conseguís no marearos ? ¿cómo os aprendéis tantos pasos ? ¿cómo se logra tener estos cuerpos tan fuertes ? 

Ya en el escenario, momento de la lucha entre el
Príncipe Cascanueces (Ryo Sasaki) y el Rey de los Ratones (Leo Morikawa).
Cuando estas sesiones lleguen a su fin, todos los alumnos participantes en la actividad podrán disfrutar de una representación del Cascanueces por el Ballet de Catalunya exclusivamente para ellos. 

Ha sido un placer poder vivir esta experiencia y percatarnos de la ilusión e interés que despierta esta actividad, no sólo por parte de estos niños, muchos descubriendo el ballet, sino también por parte de los bailarines que disfrutan enormemente transmitiéndoles su experiencia con gran generosidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario